miércoles, 29 de diciembre de 2010

El cánon de Papá Noel


Un traje de Papá Noel comprado en el chino de la esquina de casa: 7,50 euros.
Adelgazar antes de las navidades para entrar en ese traje: mucho esfuerzo de voluntad.
Solicitar al verdadero Papá Noel los regalos para la pequeñita de la casa y pagar el cánon de derechos de imagen: ufffff (muuuchísimo).
Que Martina se lo pase espectacular junto a su amiga del alma Alba y, en un momento dado de la feliz noche, se acerque al Papá Noel falso, le mire a los ojos fijamente y le pregunte: "¿Papá?" Y éste le conteste: "No. Soy Papá Noel": no tiene precio.
Para todo lo demás, existen hipotecas.
Feliz Navidad para todos.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Navidades blancas o pasadas por calor


Todavía no me acostumbro. Llevo once años en España y me cuesta ponerme a celebrar la Navidad con el termómetro más cerca de los 0 grados que de los 40, con nieve en vez de sudor, con amigos en vez de familia. Muchas veces, en estas fechas, siento que sigo siendo un "prestado", alguien que no está en su lugar. Todavía tengo muy vivos los 24 de diciembre en casa de mi madre, donde ahora vive mi hermano, con tooooda la familia y Bacán -que ya no está- dando vueltas por entre las piernas de todos.

Las carnes frías en la mesa, el pavo (también frío), los turrones (derretidos por el calor), las ensaladas de mi tía Silvia -que es sólo doce años mayor que yo y somos más primos que tía y sobrino-, las tortas de mi mamá, los vinos que descorchan mis tíos Ernesto, Carlos y Gonzalo, las risas de mi tío Bobby, mis primas que crecen sin darme cuenta, mis primitos que quieren empezar a tirar fuegos artificiales desde el jardín, los regalos que se van amontonando en el árbol del salón pese a la crisis (en Argentina siempre la hubo y siempre la habrá), la gente que entra y sale, Julia que se asoma desde la cocina y mis sobrinos que se desesperan para que el reloj marque por fin las 12 de la noche.

Los brindis de pie en nuestras sillas -una costumbre familiar que algún día contaré-, las abuelas (en esta Navidad sólo estará Toti, que ya ha vivido 91 de estas fiestas) en el sofá, los recuerdos de los que no están (ahí se sumará Lely, a la que despedimos este año), el audífono de mi otra tía Sylvia (ésta se escribe con y), mi hermano, mi hermana, Gaby y su familia, ahora Paulo, las cámaras de foto, los abrazos, los champanes y sidras que ocupan el lugar del vino, los López en estado puro, los Schmitt más auténticos (con mi padre actuando de patriarca), las llamadas a los de Villa Mercedes, el calor agobiante y las risas que se confunden entre los cohetes del cielo de Tigre y algún chapuzón nocturno para sacarse el calor del cuerpo.

No lo puedo evitar. La Navidad es todo eso para mí, aunque a partir de ahora, con Martina en mi vida, es probable que esa imagen se haga un poco más lejana y ya me haga la idea de que estas fechas las debo vivir con frío, con nieve en vez de sudor, con amigos que prácticamente son familia, y venerando más a los Reyes Magos que a Papa Noel. Pero ese recuerdo nunca desaparecerá, de eso estoy seguro. Incluso, no pierdo la esperanza de volver a vivir una Navidad en Buenos Aires, con 40 grados. Y que Martina, dando vueltas en torno al árbol, se desespere para que el reloj marque las 12.

Felices fiestas a todos, especialmente a los de allá, a los que tanto añoro.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Navidad 2.0

Los tiempos avanzan y lo digital se impone... hasta en el nacimiento de Jesús. Aquí dejo un video de la recreación del Nacimiento en estos tiempos tan digitales, con Facebook, google maps e iphones incluidos.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Felicitación navideña de TVR

No tiene mucho de navideño, pero la felicitación para estas fechas de mis compañeros de TVR, del multimedia de Vocento, es excelente. Muy bien lograda con los medios con los que puede contar, dignos de una televisión regional. La idea nace de un programa de televisión llamado Megaplayback, un concurso que ganó el pueblo de San Adrián, ubicado a pocos kilómetros. Aquí dejo las dos versiones, sin ánimo de comparaciones, porque son cosas distintas. En la de TVR se puede ver, entre otros, a uno de los grandes, Juanjo, en su silla multiusos, y al ex jugador del Real Madrid, Lleída y Club Deportivo Logroñés, Albert Aguilá, hoy comercial de Rioja Medios. No es para disculparle, pero el balón que usó para el video era de esponja, de muy mal dominio. Aun así, a Albert le va mejor el padel, aunque yo le gané en ambas disciplinas...



lunes, 13 de diciembre de 2010

Alquilo plazas de garaje... en mi salón

Antes me ganaba la vida como periodista. Ahora alquilo plazas de garaje en el salón de mi casa... Y me va estupendamente. ¿Cómo una personita de 20 meses puede abultar tanto? Antes, también, tenía una casa amplia, y me sentaba en mi cómodo sofá frente a la tele a ver una buena película o una de esas series que tanto me gustaban. Ahora me revuelco por los suelos o me siento en sus sillitas de Ikea y pintamos cosas que quizá en el futuro podamos decir que es arte. Y en la tele sólo vemos Bob Esponja, Pat el cartero, Pocoyo, Peppa Pig y Manny Manitas...

Pero me encanta mi nueva vida y no la cambio por nada del mundo, aunque me tenga que dejar las manos limpiando la mesa del salón: la pequeña artista esquivó hoy el papel y se dedicó a pintar el mobiliario hogareño, además de darle unos buenos bocados al crayón verde. Parecía una marciana.


Posted by Picasa

viernes, 3 de diciembre de 2010

Cualquier cosa menos disparar al oso

Después de una gran semana, me quiero ir al finde con una sonrisa. Y qué mejor que compartirla. Hace unos meses vi este anuncio por ahí y casi me muero de risa. Hoy me lo reenvía mi amiga Susana y lo subo al blog. Se trata de una de esas historias de interacción en internet. Espero que todos tengan unos muy buenos días, sobre todo a los que pueden disfrutar de un puente (para lo no españoles, es cuando hay dos días festivos que le hacen sandwich a uno laboral) sin demasiada nieve. Yo lo acabaré viajando a Barcelona, porque el Naturhouse juega allí el miércoles siguiente.

martes, 30 de noviembre de 2010

Los osados

Qué semanitas llevo. Empezamos con el mejor de todos, el River 1 Boca 0 en el Monumental. El festival siguió con el golazo de Messi a Brasil. El Naturhouse La Rioja me dio una alegría este fin de semana al pasar de ronda en Europa (ahora tocará viaje a Hungría en febrero), y ayer, la felicidad me la trajo el Barça, quizá el mejor equipo de la historia que haya existido jamás.

Cuántas emociones juntas. Quienes me conocen saben que en la semana previa al derbi español afirmé que el juego del Barça iba a desenmascarar a José Mourinho y a CR7, dos tribuneros, dos macarras, dos narcisistas, dos tipos que no me gustan nada, pero que es espectacular tenerlo enfrente. Sobre todo con días como el de ayer. Y así fue. Con cada gol, con cada una de las cinco perlas que fueron cayendo dentro del arco de Casillas, mi felicidad se eternizó. Y hoy, Mourinho y CR7 son dos tipos humillados, con los pies en la tierra, ya no están endiosados, como ellos creían. Gracias Barça por este hermoso regalo. Ahora, quien se atreva a comparar a Messi con Cristiano Ronaldo, es un auténtico osado, que los hay a montones. Y casi todos se visten de blanco. ¿Qué peculiar, no?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

El lugar que uno elige

Falta menos de un mes para alcanzar los 40. La mitad de la vida, según dicen, tiempo para el análisis, los balances, las depresiones. Y me acordé de una publicidad que me recomendó hace unos meses mi querida hermana Lucila, en la que me vi tremendamente identificado. No me quejo de la vejez, que irremediablemente afecta a todos (incluso a Mirtha Legrand). Simplemente me meo de risa de la realidad. Lo mejor de la publicidad es la escena final, con los tres hombres siguiendo el compás de la canción del Sapo Pepe. En mi caso, los temas pasan por Pocoyo, Manny Manitas, Peppa Pig y Pat el cartero... Cada uno elige su lugar, ¿no?

viernes, 19 de noviembre de 2010

Jota Jota, 31 años después


Soy de River Plate desde mi más tierna infancia, desde que descansaba en una cuna arropado por un body blanco al que le cruzaba una banda de color sangre que rezaba algo así como: «De River, el orgullo de papá», aunque a mi padre el fútbol le ha resbalado siempre. Sin embargo, fue él el que me llevó por primera vez al gran Monumental a ver un partidazo, River Plate-Independiente, allá por julio de 1979, para la semifinal del campeonato metropolitano que los Millonarios ganamos. Vencimos 4-3 con goles de Passarella, dos de Alonso y Comisso, sobre la hora, no lo olvidaré jamás. Para Independiente jugaba un viejo conocido de Las Gaunas: Antonio Alzamendi, que marcó dos goles y tiempo después fue ídolo de River. Había grandes nombres ese día en la cancha: Passarella, Luque, Alonso, Merlo, Pedrito González, Fillol y un tal Juan José López, un centrocampista de ida y vuelta, batallador, con clase, que entendía cómo debía jugarse allí.

Y treinta y un año después, volví a vibrar con Jota Jota, pero ya en su etapa de entrenador (interino), y yo a más de 12.000 kilómetros de distancia -por Internet, comiéndome las uñas-. Fue en el River-Boca del martes por la noche, en la que los 'Millo', que no pasamos precisamente por buenos momentos (nos estamos jugando el descenso) humillamos a los bosteros, ganando por la mínima en un partido feo, pero en el que River volvió a ser el de antes. O por lo menos eso me pareció a mí, viendo a Jota Jota celebrando con Fillol y Passarella, como en aquella tarde de 1979.

Columna publicada en Diario La Rioja el jueves 18 de noviembre de 2010

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Soy de River desde que estaba en la cuna

En los clásicos argentinos poca táctica se verá. Tampoco técnica, y mucho menos belleza. Pero a eso a nadie le importa. Los clásicos están para sufrir y ganar. Sin más. Para ver llorar al de enfrente, a los bosteros, y para que la alegría sea eterna, aunque nos estemos jugando el descenso. Y esta noche mi querido River Plate me dio una infinita felicidad. Humillamos a Boca, aunque el partido fuera un espanto. No me importó. Sufrí como nadie, buscando en internet el mejor canal para verlo, comentando las jugadas por skype con el amigo Bartmillo.

Y da gusto tanto esfuerzo. Mañana empezarán la lluvia de mails, los afiches colgados en la calle, las cargadas a los bosteros. Qué pena me dan, los pasamos por arriba. Están muertos, acabados. Borghi, por favor, hacenos un favor y quedate. Nosotros, mientras tanto, medio año para celebrar. Gracias, Maidana. Gracias River.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Cambios, cambios, cambios

Cada vez escribo menos en esta bitácora e incluso se me ha pasado por la cabeza eliminarla de un plumazo. Pero, sinceramente, estaría matando un pedacito de mi corazón, de mi vida. Al fin y al cabo, yo parí este espacio, con sus cosas buenas y malas, y lo mantendré hasta donde pueda. Pero alimentarla con cosas nuevas, que sí las hay, no es fácil. Sobre todo por cuestiones de tiempo, que esto de ser padre, además de ser lo mejor que me ha pasado en la vida, es un poco desgastante.

Pero, bueno, ahí van algunas novedades que son, en parte, culpables de que no dedique más tiempo al blog. Mi amigo y compañero Pablo Álvarez se ha despedido de Deportes para ser el editor jefe de larioja.com y he asumido parte de las responsabilidades que el buen hombre tenía, entre ellas el seguimiento del Naturhouse La Rioja para Diario La Rioja y el día a día de El Balonblog, el espacio más seguido por los aficionados del equipo y los internautas de larioja.com. Todo esto implica viajes cada dos semanas por toda España (y con la Copa EHF podría ser al extranjero) y muchas horas de entrenamientos y de estar frente a la pantalla, porque Pablo dejó el listón demasiado alto para alguien que ni siquiera había visto un partido de balonmano en directo hasta hace justo un año. De hecho, el amigo Álvarez es una eminencia en el tema y será, pobre de él, mi alma máter en esta materia y alguien al que no dejaré de molestar nunca.

En esas estamos y espero encontrar más huecos como éste para compartir anécdotas de este viaje interminable. De todos modos, gracias por estar ahí y aparecer por aquí de vez en cuando.

jueves, 21 de octubre de 2010

Magia en la Puerta de Brademburgo


A veces los sueños se hacen realidad. Por lo menos en el papel. Pocas horas después de colgar las dos fotos (la de mis amigos y la mía) en la Puerta de Brademburgo, recibí un emilio de esos que te alegran el día. Era mi amigo Gori, con una obra de arte. La fusión estaba hecha y los resultados son mágicos. Por algo la placa lleva el nombre de 'Magia'.

Pues eso, amigos del alma, ahora puedo decir sin ruborizarme que hice el viaje con ustedes. Incluso, puedo hacer mías algunas de las anécdotas, ¿no? Gracias Gori.

martes, 19 de octubre de 2010

Un poco de photoshop, por favor

En enero de 1993, mis mejores amigos organizaron un viaje por toda Europa. Un viaje al que no pude ir por varias razones (trabajo, estudios, separación de mis padres, falta de liquidez) pero que viví con intensidad. Cuando volvieron, con las maletas repletas de anécdotas, hice esas historias mías y me veía en cada una de ellas. Como cuando se vieron en medio de un tiroteo en Amsterdam; o cuando se les arrastró con una resaca impresionante a Segovia; o cuando Pablito se empeñó en comprarse un plato holandés (y que se rompió en mil pedazos en el tiroteo anterior); o el radiocassette que se compraron y que destruyeron a patadas al llegar a Inglaterra, o la foto tipo U2 que se sacaron en la Puerta de Brademburgo, que dos años antes había visto caer el muro de Berlín.

Una foto impresionante que se puede ver por encima de estas letras y que siempre me recuerda a ellos. Y también a ese viaje que no pude hacer físicamente pero que viví con tanto cariño. Pues, queridos amigos, 17 años después decidí colocarme en la foto. Eso sí, ahora necesito que alguien, un alma caritativa, me enseñe (por el amor de Dios) a utilizar el photoshop y me coloque junto a a ellos para seguir rememorando ese viaje.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un hombre armado



Si durante estas fiestas mateas se cruza conmigo por la calle, tenga mucho cuidadito, porque soy muy peligroso. Prefiero advertir antes que lamentar alguna desgracia, que seguramente sea ajena. Si usted, estimado lector, me ve aparecer por ahí, avanzando por alguna de las calles de Logroño –casi siempre empujando la Maclaren de mi hija– le sugiero que cruce de acera o dé media vuelta y retome su camino sobre sus pasos. Es que le voy a confesar un secreto: durante este San Mateo voy armado. Sí, llevo una pistola en toda regla. Y otra cosa: soy muy temido por todos los barrios de la capital y gozo de una puntería envidiable. De hecho, soy el terror de los dueños de las escopetas de las barracas.
Con mi pistola me siento Clint Eastwood en La muerte tenía un precio o El bueno, el feo y el malo o alguna de Harry El Sucio. Además, se lo aseguro querido lector, tengo licencia para matar y no dudo un segundo en desenfundar mi arma, apuntar directamente a la cabeza de mi enemigo y ¡pum!, asunto zanjado. Ya son muchos los que me han desafiado durante estos días... y pocos son los que después han podido contar la historia. No perdono, soy infalible, soy malo, pero que muy malo, soy amo y señor de la ley de la calle. Mi ley, la que hago valer con mi pistola en mano, con la que voy repartiendo estopa a diestro y siniestro por las calles de la capital riojana, mis calles. Camino por el Casco Antiguo con aire desafiante, con ganas de apuntar a los globos de Bob Esponja (sinceramente, no tolero a ese dibujo), su compañero y más que amigo rosa, Patricio, o la gloriosa Dora, esa exploradora chicana que tiene en su espalda una ‘móchila’ (tal cual como lo lee, con acento en la ‘o’), y cargarme esas bolas llenas de helio que ondean los cielos logroñeses. Por mis cielos. Realmente son un desafío para mí y mi pistola. No salgo de casa sin ella, no vaya a ser que alguien intente batirse en duelo conmigo.

Ahí fuimos mi pistola y yo (con mi hija a bordo de su carrito) al lanzamiento del cohete, y me lo pasé pipa disparando hacia los cuatro puntos cardinales; también nos dimos un festín por Laurel y San Juan, abriéndonos paso a base de tiros. Ni que decir de la actuación de Gorgorito, en la Primero de Mayo, en la que busqué un buen sitio apuntando al tendido. Y en las terrazas de Bretón de los Herreros, donde mi pistola y yo hicimos estragos, sembrando el miedo por doquier. Algunos llegaron a esconderse en los Juzgados; otros no tuvieron tanta suerte.La pistola, que es mi orgullo, usa ‘Fairy’ y agua de munición y dispara unas ráfagas de pompas de jabón con un sonido láser que estremece el cuerpo (y los oídos). El arma en cuestión fue un regalo que le hicieron a mi hija y del que me apoderé rápidamente sin que se diera cuenta. Lo digo sin ruborizarme. De hecho, es a ella a quien apunto diariamente con mi pistola, matándola, pero de risa. Y aniquilando completamente la vergüenza que aún me quedaba.
Columna publicada en Diario La Rioja el 22 de septiembre del 2010. La foto es de Justo Rodríguez.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Al corazón

Había visto esta publicidad hace un tiempo y hoy me la volví a tropezar por Facebook. No creo que haya forma más simple y directa que ésta para transmitir una idea en poco más de un minuto. Y además, va directa al corazón. La publicidad es de la agencia brasileña Ponto de Criacao de marzo del 2009.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Y después se critica a Reina

Sucedió durante los octavos de final de la Copa de Marruecos, en un partido entre el Mahgreb Fez y el FAR Rabat. En la tanda de penales, el arquero Khalid Aski después de detener el lanzamiento desde los once metros de su rival, decidió celebrarlo con su hinchada. Pero por esos caprichos que sólo tiene el fútbol, la pelota salió con efecto y se metió adentro. En serio, y después hay quien criticaba al pobre de Reina.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Palabras asesinas


Les intento descubrir a través de sus capuchas negras, que acompañadas por esas inmensas chapelas dan miedo, y soy incapaz de imaginarme si son felices o no. Les veo con el puño en alto, un estilo patentado mucho antes por verdaderos guerreros -y no cobardes asesinos como lo que son- a lo largo de la historia del universo y el corazón se me llena de rabia. Busco un atisbo de humanidad en las palabras que esbozan detrás de su poco currado anagrama, pero que da terror, y me encuentro con un vacío tremendo. Como padre que soy, trato de pensar en cómo estas inmundas gentes pueden llegar a procrear hijos, enseñándoles (como debe corresponder a cualquier especie animal) qué es bueno y qué es malo de la vida... y sólo veo oscuridad y mucho silencio.

Quiero adivinar cómo han sido sus infancias, sus adolescencias, sus primeros besos, esos momentos inolvidables de cada persona, y me quedo en blanco. Trato de pensar la razón que lleva a alguien a ser un asqueroso terrorista, sin querer interactuar con la palabra como cualquier otra persona, y me dan arcadas. Les imagino dándole un tiro en la nuca a un inocente o detonando una bomba lapa, destrozando vidas por doquier, y mi indignación pasa a otro estado. Más cuando acusan, con idéntica libertad con la que matan, de estar sufriendo una «estrategia salvaje de negociación y aniquilación». Escucho y vuelvo a oír las palabras de esta individua (que no persona) que anuncia el alto el fuego de ETA y les juro que no me creo nada. Sólo veo en la pantalla del televisor a tres cobardes e insensibles terroristas que balbucean en su dialecto mentiras que algún día se llenarán otra vez de sangre.

Columna publicada en el Diario La Rioja el martes 7 de septiembre del 2010

Qué lindo es el fútbol

Sé que el Mundial no se va a volver a jugar hasta el 2014, que España es la campeona hasta entonces y que se trataba de un amistoso, que no lo era tanto (Xabi Alonso repartió casi tantas patadas como Heinze), pero qué bien me siento y cómo eché de menos a todos los que hasta hace nada me volvían loco. Por cierto, hoy nadie, salvo mi amigo Abraham, me envió mensajito alguno. La crisis, debe ser, el msm está caro...

Argentina demostró que es un grande, que en 15 minutos puede pulverizar a un campeón del mundo gracias, entre otras cosas, a que tiene al mejor jugador del mundo (sí, se llama Lionel y se apellida Messi, y algunos creen que tiene cara de tontito). Y casi acierto mi pronóstico, que hice público el miércoles pasado en Las Gaunas (y ante la audiencia de Punto Radio), pero me equivoqué. Fueron cuatro los goles que les metimos.

En fin, aprovecharé este lugar (por algo es mío), para contestar a los que me quisieron provocar. Eliseo, sin palabras, jejejeje. Sergio, la próxima cena es en Lardero (y la pongo yo), en medio de las fiestas de San Mateo. Podremos celebrar el triunfo albiceleste, si te apetece. Sergioo Moreno, sin acritud, más jejejeje. Si España se hubiese cruzado con Argentina otro gallo hubiese cantado, te lo aseguro. Pero ante todo, espero que puedas utilizar la psicología la próxima vez y no ser tan agrandado. Humildad, querido amigo. Nacho, espero que te hayas podido sacar el asqueroso olor a mierda de la Bombonera. Granizo, Argentina aprendió pero España no enseñó nada. Bueno, los centrales nos enseñaron cómo no hay que marcar a Messi, Tévez e Higuaín. Pegaso, nada que decirte, España sigue siendo el digno campeón del mundo. Bartmillo, esperemos que alguien se asome por acá.

Y sin acritud, pero con un enorme gozo, me voy a dormir, que mañana la vida sigue. Pero qué lindo es el fútbol...


lunes, 6 de septiembre de 2010

Una porra, pero sin cena


Últimamente he estado bastante ocupado en el trabajo. Además, junto a mi amigo Pablo Álvarez, escribo también en el Balonblog, creación del compañero y toda una referencia en el mundo del balonmano. Pero bueno, una buena excusa para mover un poco este espacio es el partido que el martes jugarán España y Argentina, nada menos que en el Monumental de Núñez. El otro día, en Punto Radio La Rioja me preguntaron un resultado. Y no dudé: 3-0 para Argentina, "y en ecima creo que me quedo corto", afirmé. ¿Alguien da más? Lo de la cena de la foto es de un asador argentino en Madrid, aclaro, aunque no me molestaría apostarme algo.

Para llegar a esa conclusión me serví de varios factores.
1. España llega a Buenos Aires relajada, convencida de que es la mejor. No se equivocan, pero... Argentina ya no tiene a Maradona.
2. Entrenarán en la Bombonera. Increíble error.
3. La Roja será recibida por CK.
4. Argentina es mucho Argentina y su orgullo está tocado.

domingo, 29 de agosto de 2010

El rincón de las tapas

La siguiente historia es verídica y me ocurrió durante este último mes. Situémonos. Plaza de Cervantes, Santiago de Compostela, 21.30 horas. Pedimos tres cañas y junto a las bebidas, la camarera nos pone tres sandwiches a la plancha de jamón y queso, patatas fritas y una ración de chorizo. Tras pedir la segunda ronda, las cervezas están acompañadas por croquetas, tigres y morcilla. Poco después, la misma camarera sale de detrás de la barra y ofrece a sus clientes distintos pinchos (idénticos a los de San Sebastián). Pagamos dos euros por cerveza.
Fornells, Menorca, 21.00 horas. Pedimos unas claras y junto a las bebidas nos sacan una ración de rabas. «Se ha equivocado», le digo al camarero. «No, son cortesía de la casa», responde. Pagamos 2,10 euros por cada caña.

Plaza de Olavide, Madrid, 19.00 horas. Nos sentamos en una terraza y, para variar, solicitamos una cerveza (no hay nada como las cañas de la capital). Nuestro encargo es acompañado por unas tostadas con tomate y jamón serrano. Cada bebida, 2 euros.

Bar Rincón de las Tapas, Jorge Vigón, Logroño. 20.30 horas. El camarero trae en su bandeja, junto a las cañas (los viernes son pintas al mismo precio, 1,50), una ración generosa de salchichón, chorizo, paté y tomate. Con la segunda ronda, el acompañamiento es de croquetas y patatas (no la de bolsa) y unos tomates. Para que luego digan que en Logroño no ponen tapa con las bebidas. En este rincón sí lo hacen, algo que recomendaría imitar.

Columna publicada el 29 de agosto del 2010 en el Diario La Rioja. La foto es de mi amigo Kike.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Mi infancia, según Pergolini

En Facebook este video es mejor porque acaba con una buena canción. Aun así, es un buen repaso de toda mi infancia y adolescencia a través de la voz de Mario Pergolini. Quienes no lo conozcan, es el creador de Caiga Quien Caiga. Piedra libre para todos mis coooompañeeeros...

domingo, 22 de agosto de 2010

Manías estivales


Hoy no voy a hablar de la mala suerte del Naturhouse con las lesiones; tampoco analizaré la razón por la que ningún primera espada del Gobierno regional estuvo presente durante en el triangular de baloncesto. Incluso, no dedicaré ni una sola palabra a la marcha de Maradona de mi querida celeste y blanca ni responderé en este texto a esos cobardes que, siempre desde el anonimato, se encargan en los foros de un equipo de fútbol de tercera a insultar a los periodistas. Tampoco tengo ganas de husmear en la política local y deliberar el porqué el PP de Logroño ha anunciado que en ningún caso gobernaría con Varea y compañía, o si repetir por tercera vez candidato le conviene al PSOE para retirar a Sanz del Palacete.

Acabo de volver de vacaciones y mi mente sigue en una tumbona de la playa, y quiero dedicar unas líneas a una extraña manía que he cogido estos días. Será que ya estoy viejo e intolerante, pero necesito saber qué extraña conexión existe entre los veraneantes, el mar y las palas. Soy incapaz de entender qué arrastra a tantos seres humanos a querer darle a la pelotita en un lugar idílico, pero donde no cabe un alfiler, con muchos niños y castillos construidos meticulosamente por nosotros, los padres. ¿Por qué no se ven a los palistas en el monte? ¿O en los parkings de los supermercados, donde hay más sitio? No, ellos están ahí, pin, pam, pum, estresando al prójimo. Espero que con temas como los que preferí dejar de lado pronto me olvide de esta extraña manía.

Esta columna salió publicada el 22 de agosto de 2010 en el Diario La Rioja.
Las fotos son mías de estas vacaciones.


domingo, 1 de agosto de 2010

Vacaciones



No debe existir en esta vida un sonido tan relajante como el del hielo dentro de un vaso de ron con coca cola. O el de las suaves olas rompiendo en la playa con un viento cálido, mientras el sol se esconde por detrás del mar. Tampoco debe haber una vista tan preciosa como la de un amanecer en una cala paradisíaca ni un silencio tan profundo como cuando uno se sumerge debajo del agua. No debe existir palabra más hermosa que vacaciones. Hasta dentro de unos días, amigos.

jueves, 29 de julio de 2010

Mentira y traición

mentira.

(De mentir).

1. f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

2. f. Errata o equivocación material en escritos o impresos. Se usa más tratándose de lo manuscrito.

3. f. coloq. Manchita blanca que suele aparecer en las uñas.

4. f. coloq. Chasquido que producen las coyunturas de los dedos al estirarlos.

~ oficiosa.

1. f. La que se dice con el fin de servir o agradar a alguien.

coger a alguien en ~.

1. loc. verb. coloq. Hallar o verificar que ha mentido.

decir ~ por sacar verdad.

1. loc. verb. Fingir que se sabe algo, para hacer que lo manifieste otra persona que tiene noticia de ello.

parece ~.

1. loc. verb. U. para dar a entender la extrañeza, sorpresa o admiración que causa algo.


traición.

(Del lat. traditĭo, -ōnis).

1. f. Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

2. f. Der. Delito cometido por civil o militar que atenta contra la seguridad de la patria.

alta ~.

1. f. traición cometida contra la soberanía o contra el honor, la seguridad y la independencia del Estado.

a ~.

1. loc. adv. Alevosamente, faltando a la lealtad o confianza.






miércoles, 21 de julio de 2010

Me voy de ruta

Me despido por unos días. Me voy a mi universo particular denominado Ruta Quetzal BBVA, que este año cumple sus bodas de plata. Esta vez estaré por Galicia, con el Camino de Santiago como tema principal, ya que es año Xacobeo. Aprovecho este lugar para felicitar a una mujer maravillosa que amo con locura y que cumple años mañana (no diré cuántos, MM) y no sé si podré hablar con ella. Feliz cumple, viejita. En unos días nos vemos.


martes, 20 de julio de 2010

Para mis amigos

El 20 de julio no sólo se conmemora la llegada del hombre a la Luna. Es también una de las fechas más especiales de mi calendario porque en mi país se festeja el día del amigo. Hace unos días que estaba yo con un especie de morriña y no sabía de qué se trataba. Y hoy lo recordé. Seguramente, mis amigos se irán mañana a cenar y a reinventar la noche bonaerense, algo cada vez más difícil. Hoy especialmente me quiero acordar de uno de ellos, uno de mis mejores amigos, un hermano que no lleva mi apellido pero que siempre me tiene presente en todo (y yo a él) y que últimamente no lo ha pasado muy bien. Un abrazo grande, a todos ellos, a mis amigos del alma que los extraño todos los días.



The river - bruce springsteen live 2009 glastonbury
Cargado por runawaydream. - Videos de música, entrevistas a los artistas, conciertos y más.

miércoles, 14 de julio de 2010

El fútbol es vida


El fútbol es vida. Es gloria, como la que trajo España a casa junto a la copa más preciosa. Es unión, la de todo un país en torno a unos colores, y sentimiento, el que mostró Casillas al romper a llorar como un bebé en la final; es, además, sorpresa, con el beso que le plantó a su mediática novia delante de millones de personas. El fútbol es belleza y armonía, como en cada avance de esos locos bajitos vestidos de rojo; es acrobacia, la que mostró Puyol para saltar cinco metros y cabecearla adentro. Es humor, con las andanzas del pulpo vidente; es música, con el estruendo de las vuvuzelas y los waka waka; es velocidad, es pasión y también es poesía. Y es recuerdo, el de Dani Jarque.

Pero el fútbol también guarda un hueco para la discreción, con el gran Vicente del Bosque como abanderado, y para la alegría, la de millones de españoles y otros tantos amantes del buen juego. Es certeza y capricho, cuando ese hermoso esférico vestido de cuero decide cruzar la línea de cal en el minuto 115 del partido más difícil. El fútbol también es frustración, como la de muchísimos aspirantes que se quedaron a medio camino; es decepción e incluso humillación, la que sentimos los argentinos al ver pisoteadas nuestras esperanzas. En este deporte también hay dolor, como el de Xabi Alonso con la 'caricia' de De Jong, y desesperación, como la de Torres al no encontrar su fútbol, un juego que es, además, injusto, egoísta, tirano y pesetero. Pero por suerte, el fútbol también es arte, el que dibujó el campeón en Sudáfrica, el que mostró España al mundo, el que hizo que millones de personas salieran a las calles a recibir a sus héroes. ¿Cómo va a saber alguien lo que es la vida si nunca, jamás, jugó o sintió el fútbol?

Columna publicada en Diario LA RIOJA el 14 de julio del 2010

domingo, 11 de julio de 2010

La columna que no salió publicada

El Mundial acabó para mí hace una semana, cuando Argentina fue tristemente lapidada de Sudáfrica por un rival despiadado, que después de unos días se mostró tan inerte como Maradona a la hora de ordenar técnicamente nuestro mediocampo. Y desde entonces estoy de duelo, soy un alma en pena. No pido que nadie me comprenda, porque no lo van a hacer, pero no tengo ganas de ver fútbol. Ni tampoco de alentar con todos mis pulmones a la Roja, porque aunque mi DNI diga que soy español, mi corazón es argentino... y está completamente roto, destrozado por cuatro arañazos que me han alcanzado el alma y aún no han cicatrizado. Y no es que le dé la espalda a un país que amo con locura, en el que soy un tipo feliz, un lugar que ha visto nacer tanto a mis bisabuelos como a mi hija. No soy un ingrato, ni mucho menos. Soy un hincha de fútbol y no puedo borrar mis lágrimas argentinas con sonrisas españolas. Sé reconocer que estoy ante la mejor selección del mundo, un equipazo con el que mis ojos se deleitan, pero que no consuela mi alma. Espero que hoy se consagre campeón y que mis amigos y mis sentimientos de aquí lo celebren por todo lo alto, como hice en 1978 y 1986, e incluso con el subcampeonato de 1990. Yo aplaudiré, reiré y me rendiré ante los guerreros, pero la pena seguirá peregrinando por mis entrañas.


Soy un hincha y nadie mejor que el fantástico escritor uruguayo Eduardo Galeano para describir mis sensaciones. Dice el autor de Memoria de Fuego que el hincha, que es el jugador número doce, rara vez dice "hoy juega mi club" sino que "hoy jugamos nosotros" y que "como bien saben los otros once jugadores, jugar sin hinchada es como bailar sin música". Y cuando el partido concluye, el hincha celebra su victoria: "qué goleada les metimos, qué paliza les dimos", o llora su derrota: "otra vez nos estafaron". "El estadio se queda solo [...] y el hincha regresa a su soledad, se aleja, se dispersa, se pierde, y el domingo es melancólico como un miércoles de cenizas después de la muerte del carnaval".


Columna que debía salir publicada en Diario LA RIOJA el 11 de julio del 2010. En vez, y a última hora, acertadamente salió ésta de mi amigo Pablo Álvarez, titulada Como lloran los hombres:


Que ya ha llegado la hora, qué coño. Ya basta: estoy, estamos, hartos de alemanes machacantes, italianos potreros, argentinos gallitos. Basta de una vez de brasileños artistas, o de brasileños armados hasta los dientes, que son peores. Que no nos hablen más de los gabachos de Zidane: ésta es nuestra hora.


Sí, España, sí. Los parientes pobres de la Europa rica hemos crecido. De tan hartos que estábamos de maldiciones de quebrados (1/4, 1/8) ha llegado el momento en que ninguna bruja nos da miedo. Porque sí, porque valemos, hoy tenemos que ganar un Mundial.


Dicen lo holandeses que el fútbol les debe un título. Y digo yo: qué va. Y digo yo: nuestra deuda es mayor. Ellos perdieron dos finales de Mundial de cuando los campos se llenaban de bigotudos. A nosotros la suerte -no el fútbol, no el juego- nos ha robado cualquier roce, cualquier cercanía al monte Olimpo. Son muchos años de inferioridad, de complejo de enanismo del que ni siquiera ha pisado una semifinal.


Ganemos esta final, y después acordémonos de unos cuantos. Del árbitro que le robó aquel gol a Michel contra Brasil; de Tasotti, codo de leñador, y de su colega Sandor Puhl, cuya ceguera fue premiada por la FIFA con la final. De Al-Gandul (ya sé que no se escribe así, pero como si me importara) y de los coreanos que robaron nuestra alegría: así les invada el Norte. Ganemos, y digámosles luego lo que les hubiera dicho Maradona.


Quiero volver a llorar esta noche, como dice mi amigo Martín que lloran los hombres cuando su país gana un Mundial. Porque no creía en que esto pudiera pasar y porque, una vez que ha llegado, no encuentro palabras. O quizá no hagan falta: quien entienda el fútbol no las necesita. A quien no, le podría estar hablando un año y se quedaría igual.


Que viva la madre que parió a estos chicos, y que viva España. Ésta va a ser la nuestra: en esta noche de las noches, cosamos una estrella a nuestra camiseta.

jueves, 8 de julio de 2010

La del pulpo

Ya nos cayó a los argentinos la del pulpo, aunque hoy voy a hablar de uno más famoso, alemán también, y de nombre Paul. El bicho, que se ha convertido en un talismán para la selección española, parece ser que lo predice todo. El sistema de elección es simple: a Paul le ponen dos cajas con mejillones. Cada una de las cajas tiene una bandera de cada país, y el cefalópodo tiene que elegir una de ellas. Y en lo que va de Mundial, no se ha equivocado el tipo, desbancando en popularidad a Maradona, Villa, Puyol o incluso Sara Carbonero o Larissa Riquelme. Después de la demostración de fútbol que dio España contra Alemania, no se sabe si el pulpo se declarará en huelga o qué. El tema es que a Paul le volverán a poner las banderas, esta vez de España y Holanda (por cierto, habrá campeón inédito este año) y unos días antes ya se sabrá quién será el mejor del mundo y a quién le caerá la del pulpo.

Sinceramente, yo ahorraría este trámite y le daría la Copa a España, que volvió a encontrar su juego. Y a Paul lo herviría y me lo zamparía con pimentón y sal maldon.

En vez de disfrutar de una foto de Paul, prefiero recordar a Larissa, que finalmente cumplió su apuesta, pese a perder Paraguay.

sábado, 3 de julio de 2010

Cerrado por duelo





Este blog cerrará durante un tiempo por duelo. Quien quiera dejar su pésame, bienvenido sea. Quien quiera riduculizarnos, también, que para eso está el fútbol. Ahora, aguante Argentina, aguante Maradona y esos 23 hombres que se dejaron la piel en Sudáfrica. De todas formas, felicitaciones al futuro campeón.

viernes, 2 de julio de 2010

La alegría no es brasilera...

Brasil se fue del Mundial de Sudáfrica fiel a su estilo, a lo Brasil: haciéndose caca en los pantalones. Cuando en el primer tiempo todo iba viento en popa, yo avisé (y tengo testigos), que en las grandes citas los cariocas se esconden, desaparecen, pierden los nervios y las filigranas se convierten en patadas y arrugando. Y me acordé de los octavos de final del Mundial de Italia (1990) cuando una de la speores selecciones argentinas que recuerdo -y que acabó subcampeona del mundo- dejó a la Canarinha fuera con un gol de Claudio Paul Caniggia, "lo estaban agarrando... ahora o nunca", después de una apilada monumental de Maradona, que jugaba con el tobillo destrozado.En fin, eterna es mi tristeza por el amargo adiós de los Luis Fabiano, Robinho, Lucio y Dunga, a quienes les dedico este video para el recuerdo.



Por cierto, ¿qué dice el cartel que sostienen estos paulistas mientras ven el partido? Más pena me da...

martes, 29 de junio de 2010

La envidia, mala consejera

El trabajo y la familia han hecho que no pueda actualizar todo lo que quisiera el blog durante este Mundial. Pero llegados a este momento, creo que la Copa merece algún tipo de post. Argentina, por quien nadie daba un duro, está jugando bien y cumpliendo sus objetivos. Todavía me acuerdo cómo aquí, en España, se reían de Maradona cuando perdimos contra Bolivia y nos clasificamos de milagro y mandó a mamarla a Toti Pasman. Yo nunca lo había puesto en duda, lo de la clasificación, digo. De hecho, tengo una apuesta doble de que Argentina se iba a clasificar (que ya gané) y que iba a acabar el Mundial por delante de España, algo que se verá durante estos días.

Cuando España perdió en su debut contra Suiza dije que el partido me había parecido un calco al Barça-Iner y que simplemente en un Mundial podía pasar cualquier cosa. No me alegré con su derrota. Pero inmediatamente comenzaron a aparecer los cenizos de siempre, que ofendidos con los argentinos (trolls hay en todos lados) prácticamente nos hacían responsables del gol helvético. Y fueron muchos los que creyeron que iba a ser lo de siempre, que España iba a hacer agua en el Mundial. Mi opinión, y no me equivoqué, era que el partido decisivo, y que no iba a ser fácil, era Chile.

Pero parece que el que gane Argentina a algunos españoles les molesta mucho. Después del primer gol de Tévez el domingo, en claro fuera de juego, mi móvil se enloqueció y me comenzaron a llegar mensajes de todo tipo que reproduzco: "Vaya puto robo (...) si soy mexicano me voy al vestuario. Así yo también gano un Mundial", decía uno. "Ya se nota ese toque marrullero de los descendientes de italianos (...). No os preocupéis que jugaréis el Mundial contra Ghana", comentaba otro. "Sois una vergüenza. Así se ganan los Mundiales?", preguntaba otro más. A algunos contesté; a otros borré de mi agenda. Pero lo peor fue tener que tolerar que medios de comunicación (en realidad Marca es un pasquín a las órdenes de un millonario y dirigido por un 'Indadaptado'), algunos de ellos afirmando que Argentina había pasado a cuartos gracias a los árbitros. El tiempo, por suerte, pone a cada uno en su lugar.


Soy un argentino que vive en España y que banca a muerte a los 23 hombres que están en Sudáfrica. A los 23 y a su cuerpo técnico, con Diego Armando Maradona a la cabeza, que aunque no esté de acuerdo con su forma de ser, es un entrenador que quiere que Argentina esté en lo más alto. Y por cierto, algo les está enseñando a quienes se ríen constantemente de él y le dedican horas y horas en los periódicos e informativos. Así que, ¡¡¡aguante Argentina!!! Y veremos cómo nos va contra Alemania, quizá el mejor equipo de lo que va de Mundial. Otros deben hacer antes los deberes contra Portugal, la mejor selección con la que jugará España antes de llegar a la semifinal, si lo consigue.

lunes, 21 de junio de 2010

Y Trillo, ¿por quién irá?

Después del fracaso inicial frente a Suiza, la España de Vicente del Bosque se juega el primer match ball en contra frente a Honduras, un escollo que no tiene que ser difícil. Y después de escuchar tantas veces la palabra Honduras durante estos días, me acordé del incidente que protagonizó el ex ministro de Defensa Federico Trillo en Afganistán al saludar a las tropas aliadas de El Salvador: "Les pido que griten conmigo ¡Viva Honduras! Perdón, esto ha sido un lapsus. porque vemgo de Honduras (la prensa dará cuenta de ella. Vamos a hacerlo como Dios manda. Caballeros, ¡viva El Salvador!". Esta noche, ¿por quién irá Trillo?


viernes, 18 de junio de 2010

Solicitud troglodita


Quiero enviar un mensaje conjunto a las mujeres en general: a las solteras, casadas, madres, hermanas o, incluso, hijas, por más pequeñas, adorables y hermosas que sean. Sobre todo para que no haya malos entendidos. No pido mucho, simplemente un poco de comprensión. Por delante está decir que nosotros somos conscientes de nuestra condición de trogloditas y nuestra falta de inteligencia, pero no queremos malos rollos. Estamos viviendo un acontecimiento único y que suscita toda nuestra y más absoluta atención, que no es mucha.

Dicho esto, os resumo unas recomendaciones que me han hecho por email. Entre otras cosas, os pido de rodillas que durante estos días no me vengáis con problemas existenciales. Si queréis un conversación profunda, leed antes la sección deportiva. No quiero ser autoritario, anticipo, pero este mes la tele es mía, al igual que el mando. Durante los partidos, no atenderé el teléfono, no abriré la puerta (salvo que sean mis amigos con cerveza, a los que deberíais sonreír) y mucho menos escucharé que «no es para tanto» si pierde mi equipo, en este caso Argentina, porque sí lo es. Si me queréis hablar, que sólo sea cuando en la pantalla no haya jugadores e intentad no hacer comentarios técnicos, porque los tomaría como un abuso.

Durante estos días no iré a bodas o bautizos y la única invitación que aceptaré es la de un amigo para ir a ver el fútbol al bar o a su casa. Os advierto que los resúmenes de los partidos son tan importantes que los mismos encuentros y no aceptaremos un «pero si ya lo has visto» o «por suerte el mundial es cada cuatro años» porque sería una provocación. Con cariño, amor y ternura, nos vemos el 12 de julio.

Columna publicada en el Diario La Rioja el 18 de junio del 2010

jueves, 17 de junio de 2010

¡¡¡Aguante Lesotho!!!!

Dejamos al mundo femenino por unos días, ya que de otra forma hay quienes me pueden tildar de machista, para centrarnos en las hinchadas del Mundial, y olvidarnos un poco de las sorpresas que ha deparado esta semana. Ya jugados los primeros partidos de la Copa hay que ver cómo se comportan las aficiones durante estos días, que parecen no soltar ni un segundo las irritantes vuvuzelas. Pero en cuanto al apoyo, aguante o como querrámos llamarle, ni una se compara con la hinchada argentina. Y no lo digo por los imbéciles barrabravas que se financian el viaje de manera poco lícita, sino por el apoyo incondicional que muestra al equipo durante los 90 minutos. Y me preguntaba cómo era posible que se escuchara tanto a los argentinos, hasta que me topé con esta publicidad de Coca Cola que se elaboró para esta cita.



lunes, 14 de junio de 2010

Las mujeres del Mundial

Dicen que detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer. Por lo menos en el Mundial, Argentina es una seria aspirante, después de ver las féminas que acompañan a nuestros jugadores. La siguiente es una selección de las mujeres de los hombres de Maradona, que deben haber celebrado mucho el primer triunfo de la albiceleste (es una de las selecciones a las que se les permite tener sexo durante la competición mundialista). Otro día pondremos a las de otras selecciones. Por cierto, hoy aposté en el Diario que Argentina iba a ser el campeón y que España caía en octavos con Portugal. Y que el goleador iba a ser Wayne Rooney. Veremos...
Ahí va la selección de botineras:

Mariana Paesani, novia de Carlos Tévez.

Jésica Geneux, mujer de Martín Palermo

Evangelina Anderson, una buena defensa para Martín Demichelis.

Eliana Guercio, novia de Sergio Romero.

Aunque también podríamos incluir en esta lista a la argentina Zaira Nara, novia del uruguayo Forlán...

Y el pueblo pide selección inmediata para Fabián Assman, jugador de Las Palmas, de la Segunda División española, unido a Melina Pitra...

Y para Fabián Cubero, de Vélez, que está con la modelo Nicolle Neumann.