martes, 9 de diciembre de 2008

Un cielito dividido

Me gustan bastante las versiones porque te muestran otra perspectiva de una canción o de un grupo. Y cuando la ejecuta un gran trío, mucho mejor. En esta peculiar semana que empieza, por lo menos para mí, comparto la mejor versión de la popular Cielito Lindo cantada por un grupazo argentino, Divididos, con sólo tres personas en el escenario (guitarra, bajo y batería), pero con una fuerza increíble (atentos con el pogo que se organiza por la mitad del tema). Esta banda nació a finales de los ochenta cuando desapareció Sumo, un grupo que se convirtió en leyenda en Argentina, al morir por cirrosis el líder Luca Prodan.

5 comentarios:

elhombresolo dijo...

Pero que version mas chula de Cielito Lindo. Me trae tantos recuerdos de mi Mexico lindo y querido. Una gran version, Sr. Schmitt... lastima el que canta. Ahora bien, ¿por qué es esta una semana especial para usted? Confiese.

Martín Schmitt dijo...

¿Así que también mexicano, hombresolo? El hombre con más nacionalidades que he visto nunca. ¿Acaso no le gusta Mollo? Al final de la semana diré porqué es especial. Antes no, lo siento.

Carlos dijo...

Divididos haciendo covers nunca me gusto... salvo el blues de Atahualpa Yupanqui (las vaquitas son ajenas!) - mi tema preferido de Divididos es Agua en Buenos Aires... un reggae sumerio... Sumo era impresionante - Luca era amigo de Ian Curtis por algo... Estallando desde el oceano... over the hills, over the prairies, down in the pampas, up in the tundra... Divididos hace un buen cover, pero Mollo en ingles no puede... pobre...

Martín Schmitt dijo...

Estaba esperando que apareciese un músico por estos lares. Bienvenido, Ruso querido. Estoy de acuerdo con que el Arriero es buena, pero ésta es especial. Lo que rescato de Divididos, al igual que Police, es que son tres gatos en el escenario. Y suenan como si fuesen 30.

Isa dijo...

Hola Martín! Soy la chica que te usurpaba el sitio cuando no estabas en verano :)
Me han contagiado la fiebre del blog los becarios que andan por aquí. Así que con gusto podré firmar tus entradas y recordarte lo deliciosos que están los pinchos de boletus (quizá todo sea una estratagema publicitaria para capatar clientes al bar Donosti, no te fies!)
Se echa de menos el periódico o mejor dicho a la gente como tú!
Habrá que haceros una visita estas Navidades :)
Un besoooooo Martín!