lunes, 15 de diciembre de 2008

Mala puntería

Desde ayer tengo un nuevo ídolo en esta bendita profesión, un fenómeno de multitudes que los tiene de oro, cuadrados y del tamaño de un par de melones, aunque debe mejorar la puntería. Ayer, este personaje, que según los medios calza un 44, llevó a cabo lo que millones de personas deseaban. Si algún despistado se lo perdió, el periodista chiíta Muntazer al-Zaid lanzó sus zapatos a George Bush al grito de "éste es el beso del adiós, perro", en una rueda de prensa celebrada durante la visita sorpresa del presidente americano saliente.

Hoy, el hombre es un héroe nacional y más de un centenar de abogados se han ofrecido a defenderle. No me extraña. Yo, incluso, le buscaría a algún lanzador de dardos para que lo instruya mejor, así la próxima vez le da en medio de la boca a uno de los responsables de que el mundo esté como esté.

8 comentarios:

Gloria dijo...

Voy a buscar en facebook un club de fans de Muntazer al-Zaid para unirme... y si no lo hay, lo creamos en un pis pas. Qué grande!!!

Besos

Sergio Martínez dijo...

Una verdadera pena. Aunque no me quiero imaginar lo que hubiese ocurrido si llega a acertar. A lo mejor estaban ya hablando de ataque terrorista y cosas así (quién sabe si los zapatos son armas de destrucción masiva que tanto buscaba).
Bonita imagen para despedirse de Irak. No tiene desperdicio.
Un abrazo Martín. Cuídate.

elhombresolo dijo...

Hay que reconocer que supo esquivar los zapatazos... no se cuantos en este blog tendrian esa cintura (empezando por el Sr. Schmitt y Manuel Martin, anche Jaramillo o Bartmillo, o como se llame ese sujeto).

Anónimo dijo...

Un cobarde el iraqui ese,,,,esa bnacion los fue a defender del aml y asi lo tratan?
merecerian quedar subdesarrolldos forever
aca nos paso lo mismo, vinieron los ingleses a rescatarnos del brutisimo opueblo español y les arrojamos aceite.....asi nos fue, craidops por una nacion bestia y limitada
en fin
ya fui al psicologo y volvi
y superopa?

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Martín Schmitt dijo...

Anónimo, por la forma de escribir se nota que fuiste criado por una nación bestia y limitada. Veo que en el psicólogo no te fue bien. Vuelva cuando tenga el alta médica, por favor.

Hombresolo, veo que también disfruta metiéndose con el personal. Yo no podría esquivar ese zapato. Mi cuerpo, al que se le está sometiendo un régimen, todavía es demasiado poco elástico para esas contorsiones.

Sergio, creo que la imagen perfecta hubiese contado con algo (un hilito) de sangre saliendo de sus fosas nasales.

Gloria, avisame si se cre el grupo. Yo, el primero en anotarme. Besos

Extraviada dijo...

Cuando veo el vídeo de Bush, yo sólo pienso una cosa, esa escuela -la de esquivar calzado- sólo la enseña una madre lanzadora de zapatillas, te lo digo yo que sé de lo que hablo. Cuando cumplí los 10 parecía recortador de vaquilals.
Yo como soy muy "bestia" hubiera probado con otros utensilios más contundentes.
Besos M!

Anónimo dijo...

Si le llega a acertar lo mismo se rompe el zapato.
Conozco uno con bigote al que había que lanzarle un televisión de plasma como la tuya