jueves, 13 de noviembre de 2008

Matrimonio a la ucraniana

Nada es como se aparenta en Kiev. Y hacerse entender suele ser una tarea ardua. Es que esta gente tiene unos códigos incomprensibles para el mundo occidental. Es fácil encontrarse a un tío desayunando vodka y caviar en un pub de mala muerte como o a un grupo de amigos comiendo un chuletón de Georgia a las 6 de la tarde. Es que no hay ningún tipo de orden ni concierto en sus vidas. Y cuando se habla de coches pasa lo mismo. Para empezar, estos graciosos (por decir algo) ucranianos estacionan donde deben ir caminando el resto de los mortales, se pasan el día tocando bocina en un lugar en el que conviven los Lada de los 60 y los super lujos, tipo Hammer.

Y cuando alguien decide dar el paso y pasar por altar, sea o no por conveniencia, es obligatorio alquilar un buga de los caros, mientras más hortera y grasa mejor. Esto es simplemente una prueba de ello. Ojalá después pueden vivir felices y comer perdices.




7 comentarios:

justo rodríguez dijo...

- Eh tío, estas fotos son de un viaje anterior...
La gente va en tirantitos como la "pajarita" de rojo de la última foto.
Un abrazo, para los tres, y a ver cuando te casas tú....

Extraviada dijo...

Sí, señor. Eso es buen gusto, ese capó... tan decorado... y con tanto arte con esas alianzas sobre el techo del 'buga'. mmmm (que las he visto, eh)

Martín Schmitt dijo...

Justo, las tres primeras fotos son de ahora. Lass otras son de viajes anteriores, pero da igual. Acojona lo de las bodas. Y veo que tu vista no falla con la pajarraca de rojo. Que conste que la foto la saqué junto a Mariana. Yo me casaré cuando tú lo hagas...

Extraviada, ese capó es sólo una muestra de lo horteras que pueden ser. Casi todos los coches tienen esas alianzas cruzadas. Muy mal gusto, sin duda

Anónimo dijo...

Martín no tenías una forma más fisna de anunciar tu compromiso...

rpi dijo...

Pues ya me hubiese gustado a mí tener un capó así con sus florecillas y tó...
Ay, qué repelús tanta horterada!

digital cancilieri dijo...

Que haces???
Que vida pegaste!
Soy Miguel Cancilieri..no se como llegue aca.
Abrazo

Martín Schmitt dijo...

Miguel???? es una broma???? No lo puedo creer. Ayer los chicos del 88 festejaron en Buenos Aires los veinte años. Increible. Bienvenido y contame algo de tu vida