viernes, 14 de noviembre de 2008

Amistad bendita

Bendito sea mi móvil cuando suena a las 2 de la mañana. Bendito sea, cuando leo en la pantalla que el que llama es Lulo y que del otro lado se escuchan risas de todos los muchachos. Benditos sean esos 20 años que celebraron ayer (y yo desde aquí, con el teléfono en la mano) desde que dejamos atrás el colegio. Benditos sean Juan Luis (el Negro), Hernán (Colo), Matías, Santiago (Flaco), Pablo (Pol), Juan Pablo, Toto, Diego y todos los demás con los que no pude hablar. Benditos sean mis amigos del alma, que aunque estén a un océano y dos aviones de distancia se acuerden con tanto cariño de uno. Benditos sean estos personajes tan lindos que viven desde lejos (y tan cerca a la vez) que uno de los suyos va a ser padre por primera vez. Benditos sean. Los quiero y espero estar allí para otra celebración. Estos son mis amigos y no los cambio por nada. Bendita sea la amistad. Y maldita sea la distancia.

Como me gustaría, en esa mesa, empezar a cantar: "De chiquilín te miraba de afuera, como esas cosas que nunca se alcanzan. La ñata contra el vidrio, en un azul de frío...".


9 comentarios:

CRIS dijo...

Benditas sean esas llamadas o esos mensajes que siempre nos hacen sentir especiales... MUAK

...AnUsKa-G... dijo...

Martin!No se nada de ti!Y eso...en nuestra también bendita amistad, no se puede tolerar!Cuidate grandísima persona!Un besazo!AnUsKa-G.

Anónimo dijo...

y espero poder seguir llamando todos estos días tan especiales. Abrazo de Gol
LULO

justo rodríguez dijo...

- Me cago en la puta, pincho en "mis amigos" y no me veo por ningún lado..., en fin...

Anónimo dijo...

Grande Tincho ! Un abrazo grande y siembre estamos conectados

Paul

María Malo García dijo...

Ay amigo Martín, qué sentimental eres cuando quieres. Jajaja. Un abrazo y cuídate!

Savage dijo...

..Y maldito sea el olvido...aunque de vez en cuando...

Martín Schmitt dijo...

Cris, tú sí que eres especial.

Anuska, no news, good news. Todo bien por aquí. ¿Qué tal por los Bilbos?

Lulo, bienvenidas sean esas llamadas. Otro abrazo de gol.

Justo, ¿vives a 13.000 km de distancia? Te veo todos los días...

Paul, espero noticias tuyas pronto. Otro abrazo

María, soy un sentimental

Savage, el olvido no entra en juego con esta gente. Eso te lo aseguro

Anónimo dijo...

Lulo me paso esta direccion de blog, te voy a estar leyendo mas a menudo!! Un abrazo grande, a menos de 13K... Ruso