jueves, 2 de abril de 2009

Vergüenza de altura

En el libro 'Cuentos del fútbol argentino', en el que escriben varios autores como Osvaldo Soriano, Roberto Fontanarrosa, Alejandro Dolina, Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges, entre otros, hay un relato de Marcelo Cohen que narra cómo un delantero veterano de un equipo de mala muerte llama a todo un pueblo, tirando de guía de teléfonos, para pedir perdón por haber fallado un penal. Pues creo que alguien debería hacer lo mismo, quizá Maradona, con los más de 40 millones de argentinos que hay desperdigados por el mundo y que hoy sentimos vergüenza al ver cómo Bolivia nos ganaba 6 a 1.

Después de buscarme la vida por millones de páginas web para ver el partido, no podía creer lo que veían mis ojos. No sentía tanta humillación desde aquel 0-5 contra Colombia en el Monumental en 1993. Ahora dirán que la altura de La Paz (después de vivir allí cuatro años puedo asegurar que es matadora) y que la pelota no doblaba. Yo, mientras tanto, espero que alguien me llame para disculparse.

6 comentarios:

Borja Reinares dijo...

Para todo hay primeras veces... o segundas... o terceras... :)

Anónimo dijo...

Amigo mío: Sabes que comparto muchas cosas con vos. En este caso no puedo. Es un partido de futbol, no sienteas verguenza. Se perdio y punto. Recordada el 84 y 85, Todos estaban enojados con Bilardo, Maradona, etc y despues dimos la vuelta. Tranquilo. Todo va amejorar. Saludos

Anónimo dijo...

No te firme el anterior. Abrazo de Gol
Lulo

franmorten dijo...

sin palabras...

y si... totalmente es para la verguenza!!!! no interesa si despues levantamos o no... lo vamos a recordar para siempre... asco de juego...

maradona largoooooo... q triste...

Inés Royo dijo...

Vivo con dos compatriotas tuyos que llevan dos días cabizbajos!!! pero bueno, no pasa nada... adelante que a Sudafrica llegáis seguro... un beazo para mi sobri!y para sus padres...

Ruso dijo...

Y fue duro, duro, y me tuve que comer los ingleses boludeandome despues que ellos le ganaron a Eslovaquia... dejate de joder!