domingo, 12 de octubre de 2008

Las uvas de Uve

Llega el otoño y La Rioja, una tierra con nombre de vino (y de periódico), se sumerge en una actividad esencial, ardua e ingrata (para la mayoría de los mortales), que es la vendimia. Y los dolores que tengo ahora en todo el cuerpo, porque me molestan hasta las pestañas -los riñones los dejé de sentir ayer-, son señal inequívoca que he estado en el campo recogiendo ese oro morado llamada uva, de las dos hectáreas que tiene repartidas en tres municipios distintos mi amigo Uve, el gran Valentín. Han sido dos jornadas duras, pero la buena compañía y esos almuerzos excelentes de Carmen (la verdad es que para eso voy a vendimiar) han valido la pena.

Por eso, cuando alguien pruebe en el futuro un vino de Paternina, bodega a la que Uve le vende las uvas, que sepa que ese caldo podría llegar a haber pasado por mis manos. Y los más privilegiados podremos constatar ese esfuerzo bebiendo un Chateau Caro, un vino supremo que prepa
ra mi amigo en su lonja. Un saludo a toda esa cuadrilla: Valentín, Ana, Pedro, Carmen, José Luis, Josito, Santi, Nicolás, Goyo, José, Jesús, Lucas y Juan. Nos vemos el año que viene en el mismo lugar.

Amanece en Logroño y se inicia la vendimia en el monte La Pila, junto al campo de golf.

Las uvas y el color del otoño, en Santimia (Lardero).


La hora del almuerzo: jamón, chorizo, salchichón, quesos, aceitunas, tortilla, lomo con pimientos, vino, licor de maguillas, bizcocho de yogur y café.

Juan pisa un poco las uvas para que su padre pueda llenar el tractor. En total, entre los dos días se vendimiaron unos 10.000 kilos.

La cuadrilla al completo. Foto oficial de la vendimia 2008.

9 comentarios:

avellana dijo...

Menudo artista, lo que has vendimiado en dos días te lo bebes en dos horas,,jijijiii
Encima el tío quiere acciones de Paternina,, manda webs.

Anónimo dijo...

La verdad que coincido plenamente con avellana. Lo que me extraña que fuese suficiente con esa almuerzo. Y eso que no eres muy de dulce.

Anónimo dijo...

Matín,
pese a lo que digan tus amigos... estas invitado al Chateau 2009 ahhh y dejaremos que lleves a la novia de Juan y Lucas, cuyo nombre aún no conocemos...

Salut

v.

CRIS dijo...

Avellana te conoce bien... Dile a V que tus uvas se venden más caras, por eso de haber tenido que venir desde Argentina.

MUAK

Sergio dijo...

No sé.... Me da a mi que Martín ha acudido en calidad de reportero...
Veamos... Tiempo tomado en hacer las fotos + Almuerzo + Lo impoluto y sonriente que aparece en la última foto.... ¡Sin una mota de polvo en el jersey gris oscuro!
No sé... los demás tienen pinta de haber trabajado... El se refugia en un discreto segundo plano.... Además llevan guantes... Ya sabemos que Spiderman no los usa...
Ustedes dirán

Anónimo dijo...

Doy fe como asistente sufriente que el argentino doblo el lomo y plegó la suntuosa barriga recogiendo su lote de uvas como el resto de miembros de la cuadrilla. Bueno, más o menos.

Martín Schmitt dijo...

Es verdad, Avellana, me lo bebo en dos horas. El año que viene te apunto en la lista. Uve te lo agradecerá.

Anónimo, me conoces. No soy de dulce. Por eso no perdoné el lomo con pimientos...

Uve, la BB se quedará en casa que visto lo visto, Juan y Lucas le pueden llegar a clavar unas tijeras o un corquete en el ojo.

Cris, las uvas no son mías (ojalá lo fueran) sino de Uve. Se me lengua la traba. Mañana llevo algunas a la redacción

Sergio, me tuve que poner un guante porque encima me corté. Pero sólo fue en una mano. Con la otra, además de lanzar telarañas, la utilicé para armarme bocadillos de lomo con pimientos... mmmmm

Anónimo 2, recuerda que tú también tienes a un gordo dentro. Eres un gordo de alma, y eso no se cura ni con sesiones intensivas de Naturhouse. Un abrazo. Además, pude plegar la panza hasta el momento del almuerzo...

Anónimo dijo...

Me pregunto si hubieras ido, sin la promesa del buen almuerzo? espero que mandes alguna botellita cuando Meli regrese, el año que viene.
Un abrazo.
Bartmillo

María Malo García dijo...

Muy bien Martín, agachando el riñón!! un beso!