martes, 12 de agosto de 2008

Cretinos en potencia

Nos están por conquistar, están por todos lados. Los cretinos pululan por la vida, haciendo de las suyas a diestro y siniestro, desparramando su estupidez por los cuatro puntos cardinales. A algunos se les ve venir, bien necios ellos, haciendo gala de su imbecilidad por doquier. Pero por lo menos esa advertencia te hace estar en alerta ante el cretino de turno.Pero hay otros, que son los peores y los más peligrosos, que utilizan mil disfraces para esconder esta cualidad innata. Como el tipo que me metió un codazo en las costillas el jueves pasado, durante el Riojano, Joven y Fresco, para exigir, de muy mala manera, que el bodeguero de turno le sirviese un vino en una atestada Bretón de los Herreros.

También está el asesino -muy cretino él- que se vistió de conductor y apagó la vida de toda una familia en la localidad toledana de Polán, además de la suya, porque no supo ser paciente y decidió pasar a varios coches a la vez en una carretera el viernes pasado. Aunque en otra escala, cretino es, asimismo, el político de turno que pone por delante el color de su partido al bienestar general de las ciudadanos que lo colocaron en su despacho y se dedica a bombardear a otra administración, sólo porque piensa distinto. Lo es, además, el periodista que no sabe interpretar una opinión y se dedica a disfrazarse de sastre para hacerte un traje a tus espaldas en vez de hablarte a la cara.

Ya lo digo yo. Están en todos lados, trabajan de policías, camareros, albañiles o poetas; son cofrades, astronautas, monaguillos o conductores de autobús. Da igual el género porque el objetivo es siempre el mismo, el de esparcir su basura por todos lados. Debemos estar en alerta. Mientras tanto, yo me quedo con mi gente, con mi familia y amigos, que ya hacen trabajo suficiente para aguantarme a mí, un cretino en potencia de pies a cabeza, que dedica toda una columna a la malas personas.

11 comentarios:

Extraviada dijo...

A veces los cretinos parecen un virus, en cuanto agarras un resfriado no dejan de llegar una y más gripes. Buenas elección, mejor quedarse con los justos que cuando existen excesos siempre se asoma algún capullo.
Besos M!

AnUsKa-G dijo...

Puedo hacerte la pelota y decirte que no eres un cretino...Un abrazo!

CRIS dijo...

Pero Martín un sólo un premio cretino de la semana!!!!. Desgraciadamente a lo largo de la semana nos cruzamos con muchas personas que se merecen ese premio y por supuesto que mi amigo Martin no se lo merece... MUAK

Anónimo dijo...

Martin, aca en Arg. tenemos tropillas de cretinos o pelotudos o como los quieras llamar, aca damos cátedra en la materia, desde que te levantas alguien te quiere garcar o ya te cago, y por desgracia esto te va enredando que te lleva junto con la corriente, si uds hablan de cretinos que nos queda a nosotros?.
El caso particular tuyo es para un comentario aparte, je.
Un abrazo.
Sankichu.

Martín Schmitt dijo...

F, yo me tropiezo con ellos. Por eso creo que me estoy convirtiendo en uno. Jejeje. Además de quedarme con los justos, me quedo con Justo, que el cabrón está en Cadiz.

Anuska, boing boing boing. Un beso.

Cris, tú tampoco eres de esos. Besos.

Sankichu, no confundir al cretino con el pelotudo o el chanta. Y es verdad, mi caso es para discutir al margen de todo esto... Un abrazo

laleydelmal dijo...

pero gracias a los cretinos valoramos a los que no lo son.

Martín Schmitt dijo...

Buena observación, Leydelmal

Savage dijo...

....Eso , eso, yo también prefiero los "justos"...

MARIA MALO dijo...

También hay cretinos que intentan parecer lo contrario, esos son los peores. Una lacra más en nuestra sociedad. Pero como dice el refrán "antes se pilla al mentiroso que al cojo". Y al final cada uno queda por lo que es, incluso el cretino que menos parece serlo.
Un saludo M!

J.L. García Íñiguez dijo...

Todos somos un poco cretinos... Yo el primero.

Martín Schmitt dijo...

Savage, que bueno verte por aqui, es algo justo... Un beso

Maria, son los peores, estoy de acuerdo.

Terni, tb estoy de acuerdo, cada uno en su medida. Pero antes que ti hay muchos otros. Abrazo desde Lanzarote.